Home ITACA : Valvolcar
bea2

ValVolCar

Proyecto para crear el primer mercado voluntario de carbono de la Comunidad Valenciana

Un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) y la Universitat de València (UV) ha puesto en marcha Valvolcar, un proyecto que tiene como objetivo la creación del primer mercado voluntario de carbono de la Comunidad Valenciana, permitiendo a las empresas compensar sus emisiones a través de acciones que reviertan positivamente en el medioambiente.

 

Liderado por la UPV y financiado principalmente por EIT Climate-KIC, el proyecto, que se desarrollará durante los próximos 6 meses, se enmarca en un contexto en que únicamente las emisiones de las empresas más contaminantes quedan reguladas por el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea (EU ETS).

 

En la Comunidad Valenciana, estas emisiones representan el 50% del total, mientras que el resto, denominadas emisiones difusas -que incluyen, entre otras, las derivadas del transporte y la gestión de residuos, agrícolas y ganaderos- quedan excluidas sin ningún aliciente para su reducción.

 

Sin embargo, las emisiones difusas también deberán reducirse a medio plazo para alcanzar los objetivos de la UE para 2030 (marco sobre el clima y la energía) y 2050 (una economía baja en carbono), así como alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.

 

Pau Brunet, investigador del Instituto Universitario de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (ITACA-UPV), explica que un mercado voluntario de carbono «es un sitio virtual donde el carbono tiene un precio establecido y las empresas que quieran reducir sus emisiones pueden acceder a él para comprar crédito en forma de carbono. El dinero recolectado se invierte en medidas para compensar estas emisiones».

 

De ámbito local

 

«Hasta el momento», añade Brunet, «este tipo de mercados, a nivel regional, no ha llegado a España. En nuestro proyecto queremos que el mercado sea local, que las actividades compensatorias se ejecuten en el territorio de las empresas participantes».

 

ValVolCar tiene previsto llevar a cabo un exhaustivo análisis sobre qué se ha hecho hasta el momento en este ámbito a nivel mundial, la demanda existente, la metodología necesaria para la transacción de costes y el modelo de negocio. Además, para involucrar e informar a las entidades locales, se organizará una serie de seminarios que tendrán lugar durante los próximos meses.

 

Mecanismos de compensación

 

«Es pronto aún para determinar qué tipo de acciones serán las que se promoverán», indica Brunet, «ya que existen distintas alternativas de tarificación del carbono: sistemas de comercio de carbono, impuestos sobre las emisiones, mecanismos de compensación, financias basadas en los resultados o precios internos de carbono. Aun así, en el punto en el que nos encontramos, creemos que los mecanismos de compensación son los más adecuados».

 

Mediante los mismos, según apuntan los investigadores de ValVolCar, las empresas podrán compensar sus emisiones con proyectos que aumenten los sumideros de carbono, por ejemplo, con reforestaciones locales que pueden dar un impulso a las economías rurales, frenar la urbanización de la población rural, reducir el riesgo de incendios forestales y sus emisiones derivadas, etc.

 

Fuente: Área de Comunicación UPV